Notificaciones
ÚLTIMA HORA 'Idol Kids' escoge su jurado al completo

EN LIARLA PARDO

Cristina Pardo deja sin argumentos al portavoz de Hazte Oír, que relaciona homosexualidad y violación

Javier Villamor, portavoz de la asociación que financió el famoso autobús tránsfobo, sigue defendiendo el lema "los niños tienen pene, las niñas tienen vulva".

Redacción Lunes 10 Junio 2019 12:30

Una vez más, se reaviva la polémica de las "terapias para curar la homosexualidad" oficiadas por médicos sin licencia u organismos religiosos. En este caso, ha sido por una petición para su legalización por parte de Hazte Oír que fue firmada en 2016 por miembros de VOX como Rocío Monasterio. Desde 'Liarla Pardo' han seguido el caso muy de cerca y, por ello, han querido contactar con Javier Villamor, portavoz de la asociación conservadora que ideó el manifiesto.

Cristina Pardo y Javier Villamor en 'Liarla Pardo'

Cristina Pardo y Javier Villamor en 'Liarla Pardo'

El representante de Hazte Oír tuvo su momento para explicar su postura y aclarar los temas que considerase que no se estaban tratando adecuadamente. Así, matizó que prefería, antes que "terapias", denominar a estos servicios "consultas psicoafectivas", a pesar de no estar avaladas por ningún colegio de psicólogos. Con ello pretendía negar que en dichas consultas se tratase la homosexualidad como una enfermedad a curar: "No es corregir a una persona para que deje de ser nada".

Tal y como defendió Villamor ante las cámaras de laSexta, su intención es "que exista la plena libertad de cualquier persona para acudir a cualquier centro que le pueda ayudar a corregir un sufrimiento por su condición". El entrevistado afirmó que los heterosexuales pueden acudir a consultas similares, por lo que incluso defendió su legalización como una victoria de los derechos LGTB+: "Vemos que es de un corte totalitario que se intente imponer a los homosexuales la prohibición de acudir a esto".

Polémicos ejemplos

Para ilustrar su postura, el portavoz recurrió a algunos ejemplos de personas que podrían acudir a su terapia, hablando de los diseñadores Dolce & Gabanna, abiertamente homosexuales y conservadores; o del caso de un amigo de su juventud al que "le gustaban los hombres, pero no se sentía atraído físicamente por ellos". Aunque lo que colmó la paciencia de Cristina Pardo fue un caso mucho más extremo.

Se trata del caso de un chico gay que fue violado por un hombre en su infancia y, con 16 años, tuvo sexo con un hombre de 36. Algunos medios conservadores han discutido si el origen de la sexualidad del chico hubiera estado en ese trauma infantil. En cualquier caso, a la presentadora de laSexta no le parecía un ejemplo pertinente: "Me está mezclando las consecuencias de una violación, que me parece que son traumáticas en todos los casos, con una persona que simplemente sea homosexual". "Cada persona es un mundo", respondió simplemente Villamor.

Liándola Pardo

Ante la cordialidad seguida por el portavoz en toda la entrevista, Pardo comenzó a ponerle en aprietos con concisas preguntas, como: "Si usted tuviera un hijo, ¿le mandaría a una terapia?". Ante ella, el entrevistado siguió defendiendo la supuesta libertad: "Yo no le llevaría, primero hablaría con él para ver qué tipo de sufrimiento tiene". Sin embargo, la periodista tenía otra cuestión que plantearle: "¿Usted contempla cuál sería su reacción si su hijo no está sufriendo porque se acepta a sí mismo?". "Eso no lo sé decir, habría que verlo en su momento", dijo, tras un silencio, el de Hazte Oír.

La presentadora del espacio de laSexta se interesó también por las garantías que tuvieran estas consultas: "Supongo que es importante que sean homologadas, profesionales. Y, sobre todo, que no se trate como una enfermedad". Para su interlocutor, según sus propias palabras, "igualmente válido es un psicólogo homologado, como una persona que dé un servicio religioso", y se escudaba en que "los servicios religiosos no pueden ser homologados, son una religión".

Acorralado

Finalmente, la periodista, visiblemente harta, cuestionó todo el tono de su conversación: "Me sorprende que se manifieste usted tan respetuoso con lo que quiera ser cada persona y pertenezca a una asociación que popularizó el lema 'los niños tienen pene, las niñas tienen vulva'". Javier Villamor sostuvo que era un ejemplo más de su lucha por la libertad: "Era un lema que sacamos para proteger el derecho de los padres a educar a sus hijos en los valores que mejor consideren".

Eso sí, finalmente acabó defendiendo sin ambages el fondo tránsfobo de la frase de su famoso autobús: "Yo soy periodista, pero antes estudié biología y le puedo decir que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva, eso es una cuestión biológica. No tiene nada que ver con una cuestión ideológica". Así, dejó ver su conservadurismo de forma más abierta al negar que las personas transgénero tengan cabida en la sociedad: "Cuestionar estas cosas no hace nada bien a los padres, pero tampoco a los hijos, ya que cuestionan lo más fundamental de nuestra sociedad".

Recomendamos

Comentarios y social

avatar
Regístrate en Pelisplanet películas y series online y participa
Crea tu cuenta en Pelisplanet películas y series online en unos segundos. Es gratis y podrás comentar noticias, participar en los foros, puntuar series o hacer amigos con tus mismos gustos. Si ya estás registrado, conéctate.
 
La victoria de Rafa Nadal en Roland Garros arrasa en DMAX anotando un 13,5%La victoria de Rafa Nadal en Roland Garros arrasa en DMAX anotando un 13,5%